Fue una linda jornada de camaradería. Socios, dirigentes y compañeros directivos de los otros sindicatos del GrupoCopesa hicieron un alto en sus labores el pasado 21 de marzo para celebrar los 28 años de la creación de nuestra organización gremial. Motivos para festejar sobraban. Estos fueron muy bien reflejados en las palabras de unos de los compañeros premiados por su fidelidad sindical. “Yo, como editor, muchas veces recibo la sugerencia indirecta de que me salga del sindicato. Pero mi respuesta es simple: no lo haré porque gracias al sindicato he logrado mejorar mi ingresos y mi situación laboral. Y eso lo reconozco, valoro y agradezco”. Simple y certero.

Esas palabras sirvieron para traducir la esencia de la conmemoración. Los dirigentes se afanaron desde varios días para no olvidar detalles:hermosos galvanos para quienes cumplían 10, 15 y 25 años de afiliación; un muy buen condimentado cóctel y el vino de selección de nuestra propia cava, y también las flores para las compañeras agraciadas. A ello se sumaron los obsequios de la Caja de Compensación La Araucana.

Tras los primeros brindis, con harta bebida, para cuidar que los compañeros no fueran víctimas de la “tolerancia cero”, fue el presidente de la organización, Ramón Reyes Arancibia, quien resaltó la fecha. Agradeció la presencia de los socios asistentes y también de los dirigentes de los sindicatos agrupados en nuestra Federación. Destacó la importancia de la existencia de una entidad que lucha y se desvela por el bienestar de los trabajadores de las áreas periodísticas del GrupoCopes (La Tercera, La Cuarta, La Hora, Qué Pasa y Pulso) y que a lo largo de casi tres décadas ha cristalizado una larga serie de beneficios laborales.

Pero también apuntó a la situación preocupante sobre la renovación de dirigentes debido a la escasa voluntad de los colegas de asumir este tipo de responsabilidades, lo que pone un signo de preocupación en el recambio de la dirección del sindicato. Algo quizás comprensible porque a pocos les agrada acometer una tarea dura y no exenta de ingratitudes, más todavía en una sociedad tan individualista y clasista como la que tenemos hoy en Chile. No obstante, este es un desafío que se debe asumir tarde o temprano porque nadie más defenderá a los trabajadores si no es su organización y la unidad.

El punto negro

Entre profesionales, lo mínimo que se requiere son gestos educados. Lamentablemente algunos de los compañeros premiados no tuvieron la deferencia de excusar su inasistencia al evento, lo que no se condice con el esfuerzo de los dirigentes por mantener las tradiciones de nuestra organización.

Luego, llegó el momento de la premiación a los compañeros por su pertenencia al sindicato. Puede aparecer como algo sin relevancia, pero en los momentos actuales y con el tipo de trabajadores que hay en los medios periodísticos de Copesa, no es un hecho menor. Como lo indicó el timonel del sindicato, es común que un compañero que avanzó a puestos de jefatura, casi siempre decide dejar la organización, dando una pésima señal al resto de sus colegas. “La fidelidad o lealtad a su jefatura superior, dirección del medio o a la empresa debe ser en base a su capacidad profesional, talento, responsabilidad y otros méritos, y no por abandonar el sindicato cuando se asume un cargo”, puntualizó Reyes.

Una vez entregados los galardones, como en todo cumpleaños, se apagaron las velitas de los 28 años. El “cumpleaños feliz” resonó fuerte en la sede sindical, con la misión de los actuales cuatro dirigentes (Blanca Abrego, Luis Isla, Pedro Aguilera y Ramón Reyes) de pedir los tradicionales tres deseos y que no fueron otros que “Unidad en la acción, mayor participación y el convencimiento que la misión de alcanzar nuevas conquistas nos pertenece a todos”. Ya en el cierre de la celebración, el presidente de la Federación de Trabajadores de las Comunicaciones, la Gráfica y Servicios Conexos (Fetracose), Abraham Armijo, entregó su saludo a dirigentes y socios del Sindicato Nº 3 de Periodistas y Afines, alentándolos a perseverar en la noble causa de alcanzar un mejor futuro por todos sus compañeros de trabajo.