Este es el relato del quehacer de una de las empresas clave del
GrupoCopesa, hecho con la mirada de un trabajador.

“Hola, mi nombre es teleasistente, ejecutivo de ventas o ejecutivo de
atención al cliente. Mi nombre no importa, sólo que trabajo en
Promoservice, el callcenter del diario La Tercera. Ahora me entero que
es una empresa que pertenece al GrupoCopesa.  Cuando llegué a trabajar
a ‘Promo’, lo hice como ‘pollo en corral ajeno’, con miradas de
desconfianza, pero a poco andar me sentí cómodo con mis compañeros
aunque percibí un desagradable olor a intranquilidad laboral. En ese
entonces se producían ‘desvinculaciones’ (despidos) muy seguidas, se
esperaba el último día hábil del mes para saber quien era llamado a la
oficina y seguro era un “que es paz descanse”.

En esta tarea uno está en un cubículo en donde hace o recibe llamadas
de clientes o suscriptores de La Tercera. Este trabajo es bien
particular para quienes no lo conocen de cerca. Tenemos un computador
y un auricular que es un verdadero cintillo -sí, de esos para el pelo
que usan las chiquillas-, con una especie de boquilla por donde es
captada la voz. Entonces, uno recibe una llamada de un cliente y
solicita los datos necesarios para ubicarlo en pantalla y así poder
dar solución a sus requerimientos. Todo este trabajo es avalado y
ratificado por una área de administración, quienes llevan a efecto
validaciones de contrato, cobranzas, promociones, etc. Sin ella no se
puede dar mi trabajo y, por el contrario, sin mi trabajo no tiene
sentido la labor de esa área.

Con el tiempo hubo cambio de gerencia, se hicieron modificaciones, se
eliminó gente pero también se eliminó la rotación excesiva. Ya no se
espera fin de mes para ver quién se va. Las relaciones
empresa-trabajador mejoraron significativamente, gracias a las buenas
disposiciones de la compañía y nuestro sindicato, este último siempre
atento a los requerimientos de nosotros, los trabajadores.

Al amparo de la ley

Como nuestro trabajo es estresante, tenemos leyes específicas que nos
amparan. Por ejemplo, no podemos estar frente a clientes por más de
dos horas seguidas, por lo que debemos tener descansos de 15 minutos.
Para ello la empresa nos proporcionó una estupenda sala de descanso,
donde tenemos entre otras cosas, cómodos sillones, tv cable, equipo de
música, un computador con internet y microondas. En esa sala también
se celebran los cumpleaños, Día del Teleoperador  y otras
festividades. Estamos regalones, ¿verdad?

Mejor clima laboral

Por mis compañeros puedo asegurar que ‘Promo’ es una buena empresa
para trabajar, y yo la recomiendo desde mi experiencia. La empresa hoy
se abre al mercado incorporando otras plataformas con diferentes
productos que son vendidos, ofrecidos y/o dados a conocer a través del
callcenter. Los nuevos compañeros que han llegado han destacado el
buen clima laboral que se respira, lo diferente que es este callcenter
respecto al resto del mercado, la buena disposición de la empresa para
llevar a efecto campañas solidarias en bien de algún compañero. Todo
eso tiene un costo alternativo para uno como trabajador: quien busca
mejores condiciones laborales en otros rumbos, creanme que lo piensa
antes de emprender el viaje.

Esto es mi aporte como trabajador de Promoservice. No quiero referirme
a la historia en fechas ni nombres de personas que idearon y crearon
la empresa, porque esta es creada todos los días con el aporte de cada
uno de sus trabajadores y del Sindicato Promoservice, que desde su
vereda contribuye para que cada vez seamos más y más grandes”.