La Coordinadora de Trabajadores de las Comunicaciones  informa a la ciudadanía que el gobierno de Chile ha decidido, en calidad de accionista mayoritario del Diario La Nación, cerrar este medio de comunicación.

Como trabajadores de la comunicación  denunciamos esta decisión política porque atenta contra el pluralismo y fortalece la privatización de la información. Consideramos que no es posible la existencia de una sociedad realmente democrática sin medios de comunicaciones públicos e independientes.

Convocamos a la ciudadanía, a las organizaciones de la sociedad civil, representantes políticos, partidos políticos y líderes de opinión, a estar alertas, porque con el cierre del Diario La Nación se  vulnerará un derecho humano esencial: El derecho de acceso a la información. De igual forma, al desaparecer  un medio de comunicación de carácter público se concentra aún más, en pocas manos, la prensa en Chile.

Con la existencia del monopolio de los medios de comunicación se fortalece la hegemonía en el discurso  público, discurso que en definitiva  construye realidad. Este hecho se ve desbordado por la presencia de miles de ciudadanos en las calles que están diciendo que los acontecimientos del Chile actual no están representados en los medios de comunicación. El monopolio comunicacional no da cuenta de las inequidades que a diario viven miles de personas en todos los planos de la vida.

Con el cierre del Diario La Nación se entrega una mala señal a la ciudadanía, convierte a la prensa en un enemigo y en una herramienta que de no ser útil a particulares intereses no tiene valor. Le decimos al gobierno que la prensa es garante de transparencia, que el ejercicio profesional de miles de periodistas es una garantía para la profundización democrática.

Valorar  el rol  la prensa, en esencia, es respetar el derecho de la ciudadanía a recibir  información libre de prejuicios e intereses particulares, este derecho y valor permite la reflexión libre e informada de un país que clama credibilidad y confianza en las relaciones con sus dirigentes.

Como Coordinadora de Trabajadores de las Comunicaciones convocamos a movilizarnos para evitar el cierre del Diario La Nación y exigir la existencia de una prensa pública que respete la diversidad y pluralidad en Chile.

“NO AL CIERRE DE LA NACIÓN”
“NO A LA PRIVATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN”

“LaNación NO MUERE”

SINDICATO RADIO BIO-BIO, SINDICATO RADIO ADN, SINDICATO RADIO
COOPERATIVA, SINDICATO NÚMERO TRES EL MERCURIO, SINDICATO NUMERO TRES
MIXTO EL MERCURIO, SINDICATO NUMERO DOS TVN, SINDICATO NUMERO TRES
TVN, SINDICATO CANAL 13, SINDICATO MEGA, SINDICATO NUMERO UNO COPESA,
SINDICATO NÚMERO TRES COPESA, SINDICATO NUMERO UNO LA NACIÓN,
SINDICATO RADIO AGRICULTURA, SINDICATO Nº3 DEL ÁREA PERIODÍSTICA DEL
DIARIO LA NACIÓN, SINDICATO TELECANAL, FEDERACION
NACIONAL DE TRABAJADORES DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, UNION DE
REPORTEROS GRÁFICOS Y CAMARÓGRAFOS, FEDERACIÓN DE TRABAJADORES DE LAS
COMUNICACIONES, LA GRÁFICA Y SERVICIOS CONEXOS (FETRACOSE),
FENATRAMCO, CONSEJO METROPOLITANO COLEGIO DE PERIODISTA, CONSEJO
NACIONAL COLEGIO DE PERIODISTA, PERIODISTAS RADIO UNIVERSIDAD DE
CHILE, PERIODISTAS RADIO NUEVO
MUNDO, PERIODISTAS DIARIO EL CIUDADANO, PERIODISTAS FUNDACIÓN TERRAM,
PERIODISTAS AGENCIA XIN HUA, PERIODISTAS REVISTA PUNTO FINAL,
PERIODISTAS DIARIO EL PULSO, PERIODISTAS DIARIO EL MOSTRADOR,
PERIODISTAS CNN-Chile, PERIODISTAS El Mercurio, GRUPO DOSMAS,
FEMTRACUSE, FEDERACION DE TRABAJADORES DEL COBRE, PERIODISTAS SECTOR
PÚBLICO.