La Federación Internacional de Periodistas (FIP) pide que se haga justicia en un caso de lesiones contra el secretario general del Sindicato de Periodistas de Panamá, Filemón Medina, cuyo agresor condenado a cinco años de prisión ha recurrido la sentencia.

Filemon Medina“Las realidades que se conocen del sistema judicial en Panamá nos preocupan por los reiterados fallos cuestionados que alteran los hechos y conducen a la impunidad de los culpables en perjuicio de las víctimas por los intereses políticos y económicos en torno a personajes con altos niveles de influencia en el gobierno anterior”, ha declarado el sindicato panameño, que es afiliado de la FIP, en un  comunicado.

El 11 de junio de 2013, el periodista, sindicalista y miembro del Comité Ejecutivo de la FIP, Filemón Medina, se personó para ayudar a dos reporteros de TVN canal 2 que estaban retenidos por filmar en un área restringida. El entonces Secretario Ejecutivo del Consejo de Seguridad Alejandro Garuz les dijo que para solucionar el problema debían entregar el equipo de filmación.

Medina procedió entonces a activar su teléfono móvil en modo grabación para tener un registro de lo que estaba pasando, momento en el cual Garuz lo agarró por la solapa del abrigo y lo estrelló varias veces contra el vehículo de TVN, según la  sentencia emitida por el Juzgado 10º Penal el 24 de enero. Posteriormente le borraron toda la información guardada en audio y vídeo en el teléfono antes de entregárselo.

En la sentencia también se puede leer que “los hechos declarados probados son constitutivos del delito de Lesiones Personales Graves, en grado de consumación, contemplado en el artículo 136 del Código Penal”.  Como consecuencia, el Juzgado sentenció a Garuz a una pena de cinco años de prisión y dictó que se le inhabilitara para el ejercicio de sus funciones públicas por el término de dos años contados a partir de la fecha que se cumpliera la pena principal.

La sentencia se basó en un examen físico realizado a Medina por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, al que el sindicato se aferra ahora de cara a un segundo juicio tras la apelación del acusado.

“Es menester señalar que todo sistema de justica, además de apegarse a los hechos, a las pruebas, debe ser diligente en el procesamiento y sanción de quienes violenten los derechos humanos, como se acreditó en el proceso judicial que condenó al ex secretario del Consejo de Seguridad Alejandro Garuz”, añadió el sindicato.

La FIP se solidariza con su afiliado panameño y con su compañero Filemón Medina y urge al poder judicial a que se haga justicia.

“Seguimos con gran detenimiento la evolución de este caso y esperamos que la decisión que emane del Segundo Tribunal Superior tenga en consideración las pruebas forenses mostradas en la primera sentencia”, afirmó el secretario general de la FIP, Anthony Bellanger. “De no ser así, se estaría cometiendo una gran injusticia y se estaría dando alas a la impunidad, y de todos es sabido que lo más grave de la impunidad es la invitación a la reiterada agresión que desde el poder político y económico se comete contra quienes defiende las libertades ciudadanas y los derechos civiles, como nuestro compañero y amigo Filemón Medina”.

Fuente: http://www.ifj.org