Los miembros de delegación de FETRACOSE en Colombia, Abraham Armijo Cáceres y Juan Torres Valeria, Presidente y Vicepresidente respectivamente, tomó contacto con el embajador de la República Árabe Democrática Saharaui, Mujtar Leboihi Emboiric, en el marco del Congreso Internacional para la Construcción de la Paz, organizado por la Fundación al Derecho de Colombia, cuando siendo parte del mismo panel, conocimos de primera fuente la oprobiosa realidad que padece el pueblo saharaui en el Sahara occidental, que ha sido sometido a la condición de una colonia de Marruecos, país que a su vez se encuentra gobernado por una Monarquía Absoluta.
Los dirigentes representantes de FETRACOSE, fueron invitados por el embajador a una reunión privada, en donde satisfizo todas las inquietudes que teníamos respecto de este conflicto ya que conocíamos solo una parte de él.
Iniciamos la reunión abordando la vergonzosa situación de retención de que en ese momento estaba siendo objeto la Embajadora del pueblo Saharaui en el Perú, situación propiciada por el Gobierno de Derecha de Pedro Pablo Cuczynski, que bajo una falsa acusación intentó desacreditar su presencia y de paso la causa saharaui en la región.
Durante la entrevista el embajador nos fue relatando paso a paso la historia de su pueblo y la manera en que las conflagraciones mundiales pusieron en esa condición producto de la reorganización territorial del norte de África luego de culminada la Segunda Guerra mundial.
Junto con los aspectos históricos, geopolíticos y económicos, que generan el gran interés de la monarquía marroquí sobre el territorio Sarahui que hoy ocupa militarmente, avanzamos sobre la soterrada campaña política que Marruecos se encuentra impulsando en el mundo, sustentada con importantes aportes económicos a personas y organizaciones para que formen parte de esta suerte de embajadores de buena voluntad de la causa marroquí.
Por nuestra parte como Federación de las Comunicaciones de Chile, recogimos la problemática del Pueblo Saharaui, comprometiendo el contacto con otras organizaciones de trabajadores, y bancadas políticas que ideológica-mente hagan suya la independencia de los pueblos y su derecho a la autodeterminación, con el objeto de visibilizar la situación en el Sahara Occidental y la libertad del pueblo saharaui.