Enmarcado en las actividades desarrolladas en Bogotá Colombia, por los dirigentes de FETRACOSE, Abraham Armijo Cáceres y Juan Torres Valeria, Presidente y Vicepresidente respectivamente, estuvo la participación en el “Congreso Internacional para la Construcción de la Paz, con enfoque en Derechos Humanos, Género y Juventud”.

Este Congreso fue organizado por Aliadas para la Paz, Tejedoras de Sueños y Memoria, FETRACOSE y Fundación al Derecho, instancia en que participaron más de 500 personas, las que se incorporaron a los debates y actividades con gran interés.
En los paneles de exposición, estuvo la presencia de los distintos actores involucrados en el largo conflicto que aun habiéndose firmado la paz, sigue desangrando el alma de Colombia, pero que como una muestra tangible que este extenso conflicto nadie lo desea, estuvo presente exponiendo su visión del conflicto, La Policía Nacional de Colombia, CUT y CGT de Colombia, Mujeres ex combatientes del M-19 y FARC-EP, Instituto Pensar de la Universidad Javeriana, Observatorio Javeriano de la Juventud, Colegios Distritales, Defensoría del Pueblo, Ministerio de Justicia y su Oficina de DDHH, FETRACOSE de Chile y embajador del Sahara Oriental en Colombia, a lo que se sumó el apoyo del Centro de Memoria Paz y Reconciliación.
Para nuestra Federación ha sido todo un privilegio, ser invitados a formar parte de un panel en donde hemos conocido de primera fuente, el drama que ha generado el conflicto armado que ha segado millares de vidas, cientos de miles de familias desplazadas en los territorios amagados por la brutalidad de una guerra fratricida, las desapariciones forzadas, el enrolamiento de niños y niñas por parte las fuerzas en conflicto, la mentira de una administración del estado que bajo la tesis de los “falsos positivos”, continuó con la desaparición física de personas, en fin, aun con esta sumatoria de atrocidades, solo podemos decir, que apenas rasguñamos la superficie de lo que ha tenido que vivir un pueblo tan noble y alegre como el colombiano.
Por nuestra parte y como FETRACOSE, expusimos acerca de la experiencia de la sociedad chilena y la manera en que hemos abordado la violación de los DDHH, no como una manera de aportar desde el éxito en tal cometido, sino para señalar que nuestra experiencia nos ha enseñado que la ausencia de verdad, inhibe la reconciliación y sin duda es la antesala de la polarización social o dicho de mejor manera, desde un proceso trunco que aún tiene heridas abiertas en Chile.
En el marco de este congreso, también tuvimos la oportunidad de compartir con persona que han tomado como propio, la situación de desplazamiento y ocupación territorial por parte de la Monarquía absoluta de Marruecos, del Pueblo Saharaui. Cabe señalar que esta es una situación que ha sido acompañada desde Naciones Unidas, organismo que también estuvo presente el Centro de Memoria Paz y Reconciliación de Colombia, haciéndose parte en el rechazo a la vergonzosa retención de la embajadora del Pueblo Saharaui en Perú.
Con todo y luego de extensas jornadas de trabajo, debate y reflexión, hemos salidos fortalecidos, ya que nos queda la íntima sensación que el pueblo colombiano se encuentra haciendo los esfuerzos de manera mancomunada entre casi todos los actores del conflicto, para avanzar en un proceso de paz, reconciliación y fundamentalmente, en la construcción de una verdad común para todos, siendo esto último lo que permitirá, con todo el dolor, la generosidad y la grandeza moral de este pueblo, lo que materialice este gran sueño.