Ante el despojo perpetrado por el poder político gubernamental que ha clausurado el diario La Nación y, con ello, quebrado la tradición democrática de la información plural, como derecho del pueblo chileno, la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Cultura y Comunicación Social (FELATRACCS), representativa y legitimada por una membresía de más de 50 mil trabajadores, considera de su deber expresar lo siguiente:

1.- Solidarizarse con los trabajadores de la prensa, administrativos y técnicos, perjudicados laboral, social y económicamente por una decisión ajena a los valores y principios de toda democracia.

2.- Adherirse a las luchas de la clase trabajadora que encontraban en el casi centenario diario La Nación, el medio a través del cual podían dar a conocer la problemática que hoy les afecta, como consecuencia de la política económica neoliberal, con toda su funesta secuencia de desempleo y salarios indignos.

3.- Condenar la actitud represiva contra el mencionado cotidiano que a través de la información y de la opinión provenientes de todos los sectores de la colectividad chilena, permitía a la sociedad latinoamericana y caribeña tomar conocimiento de la realidad política, económica y social del país sureño.

4.- Denunciar ante la opinión pública latinoamericana y mundial, que adhiere al principio democrático de la libertad de expresión que medidas políticas de esta naturaleza forman parte del proceso de concentración de medios de comunicación que se viene intensificando con el propósito de homogenizar una cultura totalitaria de pensamiento único.

25 de setiembre 2012

Roberto Mejía Alarcón
Presidente FELATRACCS

Alejandro Valdés López
Secretario de Organización y Acción SIndical FELATRACCS