Congreso en Argentina 2013Por Editoría S/3
Fueron cinco días intensos en Buenos Aires. Los trabajadores de las comunicaciones sociales y la cultura, de la banca y los seguros, y del comercio y los servicios de Latinoamérica y el Caribe se reunieron en la capital argentina para debatir temas sectoriales y también los que afectan al mundo laboral en su conjunto. Y, en medio de un potente grupo de líderes sindicales, marcaron presencia los dirigentes de nuestra Federación, encabezados por el compañero Abraham Armijo, acompañado de Marcela Vargas (Sindicato Promosevice), Miguel Gómez (Sindicato Nº 2 de Administración y Ventas) y Ramón Reyes (Sindicato Nº 3 de Periodistas y Afines).

El contexto de tan valioso cónclave sindical, realizado entre el 13 y 17 de mayo, estuvo en los salones del hotel Bauen -administrado por una cooperativa de trabajadores-, donde gracias a la organización de la Federación Latinoamericana de Trabajadores Bancarios, del Seguro y Afines (Felatrabs), con el apoyo de la Coordinadora Latinoamericana y el Caribe de Trabajadores (CLAC) y la Organización Mundial de Trabajadores (WOW), los trabajadores organizados no sólo de esta parte del mundo, si no que también de Canadá, México y España, pudieron compartir información sobre la realidad económica, laboral y sindical en sus países.

Dirigentes en congreso Internacional en ArgentinaA la presencia de estos organismos se unieron la Federación Latinoamericana de Trabajadores de la Cultura y las Comunicaciones Sociales (Felatraccs), liderados por el compañero Roberto Mejía Alarcón (Perú) y de la Federación Latinoamericana de Trabajadores del Comercio y de los Servicios (Fetralcos), cuya presidenta es la compañera Juana “Maritza” Chinero (Venezuela).

Así,  el XI Congreso de Felatrabs y el IV Encuentro de la CLAC-WOW, este último ente representado por su secretario ejecutivo, Bjorn van Heusden,  partió con un acto de bienvenida que lo abrió el compañero Miguel Duche (Argentina), directivo de la Felatrabs y uno de los motores en la organización del congreso, con el gran apoyo de sus compañeros de la Unión de Personal Jerárquico del Banco de la Provincia de Buenos Aires. En la apertura se escucharon también los discursos de José Trabulo de Souza (Brasil), presidente de Felatrabs; Maritza Chireno, presidenta de Fetralcos; Roberto Mejía, por Felatraccs, y David Pantric, de la CLAC-Canadá.
Luego se desarrolló un plenario que se enfocó en el análisis de la crisis económica global y sus consecuencias en América Latina y el Caribe en lo concerniente al empleo y salarios.
Uno de los panalistas destacados fue el compañero Jordi Oller Piñol, secretario general de Federación D’ Estalvi de Catalunya (Cajas de Ahorro), quien hizo un cruda exposición sobre la dura crisis económico-social que vive España. Entre tantos datos aportados por el compañero Oller, hubo uno que impactó a todos: en la península hay dos millones de familias en las que ninguno de sus miembros tiene actualmente trabajo.
También se analizaron los desafíos del sindicalismo en esta parte del continente americano, debatiéndose esta materia en grupos de trabajo.

A Chile la próxima sede

Dirigentes en congreso Internacional en Argentina 2Como está dicho, en paralelo al Congreso de la Felatrabs, hubo por separado los encuentros de los comités ejecutivos de la Fetralcos y la Felatraccs, cuya situación nos concierne directamente. Su presidente, Roberto Mejía, secundado por el compañero Abraham Armijo, secretario general y la compañera Zuliana Lainez (Perú), secretaria ejecutiva del organismo, hizo entrega de un balance general por el período 2009-mayo 2013, junto con un informe situacional político-gremial en los países integrantes. En esta reunión los dirigentes de la Fetracose propusieron que Chile se convirtiese en sede, en octubre de 2014, en la ciudad de Viña del Mar, del próximo congreso de la CLAC-WOW, lo que fue aceptado por la unanimidad de las delegaciones participantes. Tal decisión involucra un gran desafío organizativo para nuestra federación.

También los dirigentes asistentes participaron de una misa en la Catedral Metropolitana en memoria de los dirigentes sindicales asesinados en América Latina.
En el último día de sesiones se dio lectura a los documentos finales y se entregaron los certificados de asistencia a los dirigentes de los países participantes.
El encuentro de la dirigencia sindical latinoamericana y caribeña se cerró con una cena y un soberbio espectáculo artístico.

Fueron cinco días intensos en Buenos Aires. Días que sirvieron para recobrar el optimismo y las convicciones sobre la lucha que damos los dirigentes sindicales en pro de nuestros compañeros de trabajo. Como alguien dijo, “imprescindibles son los que luchan todos los días y, por lo tanto, la clase trabajadora es imprescindible”.