A la comunidad nacional e internacional:
Los días sábado 23 y domingo 24 de octubre de 2010, los sindicatos, federaciones, gremios y organizaciones de trabajadores de los medios de comunicación y las artes audiovisuales se reunieron para compartir y debatir los problemas y las soluciones que afectan al sector en Chile.

Más de un centenar de representantes acordaron dar inicio a un trabajo en común en torno a los cuatro ejes temáticos de mayor relevancia: Libertad de Expresión, Propiedad Intelectual, Asuntos Laborales y Televisión Digital y Televisión Pública. Ejercicio inédito en Chile que le dará profundidad, continuidad, difusión y viabilidad a los cambios necesarios para mejorar las condiciones estructurales del sector, única forma de avanzar también en una mayor calidad de los contenidos, creatividad y apego a la función social que le compete a los medios de comunicación y a su industria.

Los trabajadores y trabajadoras de medios de comunicación acordaron a partir de este Congreso crear una organización superior de carácter abierto que los agrupe de manera permanente a nivel nacional y articule las fuerzas reunidas en función de los objetivos trazados. El Comité Ejecutivo conformado por las organizaciones convocantes guiará transitoriamente este proceso.

Como primer desafío se acordó por unanimidad apoyar a los trabajadores del Diario La Nación que serán despedidos luego del anuncio del Gobierno de cerrar su edición en papel, tal como la conocemos hace 93 años, con el argumento de dejar una versión electrónica. El cierre del medio es un atentado contra el derecho a la información que tienen los ciudadanos y acrecienta aún más la extrema concentración de medios que exhibe nuestro país. Demandamos un diario público con estatutos de autonomía que de garantías a todos los sectores sociales. A continuación el detalle de los acuerdos y conclusiones adoptados por unanimidad en la sesión plenaria final del Primer Congreso de Trabajadores de las Comunicaciones y las Artes Audiovisuales, en torno a los cuatro ejes que guiaron la discusión. Son el punto de partida de un trabajo que recién comienza y que cada organización se compromete a profundizar por el bien de sus representados y de la comunidad nacional.

ACUERDOS Y DEFINICIONES EN MATERIA DE LIBERTAD DE EXPRESIÓN

A. Definiciones esenciales:

  • La libertad de expresión es un derecho humano que involucra el derecho a la información y comunicación de las personas. La información es un Bien social que debe ser cautelado por el Estado y consagrado en la Constitución Política del Estado de Chile. La información no es una mercancía.
  • En Chile no existe libertad de expresión comprendida como derecho a la información, tal como señala los tratados de derechos humanos firmados por Chile (Declaración de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Declaración de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos-OEA, Derechos Económicos, Sociales y Culturales).
  • La concentración de la propiedad y la casi exclusividad de medios comerciales (Se reconocen tres sectores: comercial, público y el de organizaciones sociales, escuelas, universidades, etc.), son el principal impedimento.
  • La concentración de medios de comunicación impacta en el pluralismo informativo y en el pleno ejercicio del derecho de información.
  • La información en los medios de comunicación masiva tiene una responsabilidad con la ciudadanía y permite el ejercicio de otros derechos.

B. Se acuerda trabajar en pro de:

  • Propiciar la agrupación de los trabajadores de medios de comunicación, incorporando a los medios de comunicación comunitarios. Establecer colaboración mutua, de carácter permanente.
  • La defensa del diario La Nación en su formato histórico de diario de papel y circulación nacional, dotado con un estatuto de autonomía que represente a la diversidad social del país y el pluralismo.
  • Reconocer a las radios y canales comunitarios como medios de comunicación y su derecho a desarrollarse. Su persecución es un atentado contra el pluralismo y libertad de expresión y derecho de las comunidades a crear su propia información y comunicación e identidad local.
  • Que cualquier reforma o propuesta legal respeto de libertad de expresión y derecho a la información se haga con participación ciudadana.
  • Reformular la ley de prensa con el fin de:
    • Que garantice el pluralismo informativo, el derecho a la información, comprometidos por Chile en los distintos instrumentos internacionales de DD.HH.
    • Perfeccionar el Estatuto del Periodista.
    • Perfeccionar el artículo 8 de la Ley de Prensa (cláusula de conciencia) y difundirlo con fuerza entre los profesionales y estudiantes para su pleno cumplimiento.
    • Que varias de las herramientas de esta ley operen verdaderamente. Por ejemplo el Fondo de Medios.
  • Modificar la Ley General de Telecomunicaciones, 18.168, en términos de:
    • Reformularla y separar los aspectos técnicos de los contenidos, el ejercicio de las comunicaciones y el derecho a la información.
    • Eliminar el artículo 36 B1.
    • Derogar el Art. 161-A del Código Penal, llamada la Ley Otero.2
    • Promover la creación de nuevos medios de comunicación.
    • Propiciar la construcción de instrumentos de medición de las condiciones del pluralismo en Chile, adecuados a nuestra realidad, para establecer los niveles de influencia en el ejercicio de la libertad de expresión.
    • Establecer criterios equitativos para la distribución de avisaje estatal, que considere de forma especial a los medios de comunicación comunitarios y locales.

ACUERDOS Y CONCLUSIONES EN MATERIA DE TV DIGITAL

Diagnóstico sintetizado: por una parte la televisión chilena, impulsada por un mercantilismo sin contrapeso, adolece de un déficit crónico de contenidos que enriquezcan culturalmente a nuestra nación, de concentración de su propiedad en los grupos económicos y de falta de pluralismo editorial. Y, por otra parte, los cambios tecnológicos por venir significarán necesariamente una profunda transformación del modelo de televisión imperante para dar cabida a la televisión digital. En este escenario, sería altamente irresponsable desaprovechar la oportunidad de generar, a través de las modificaciones legislativas en trámite, la ecuación perfecta para que la televisión chilena evolucione no sólo en lo tecnológico sino también en sus contenidos, dando paso a un nuevo modelo de televisión que considere aspectos esenciales como el pluralismo editorial y la participación ciudadana.

Consecuente con lo anterior, los siguientes son los acuerdos y líneas de acción definidas en el Congreso en materia de TV Digital:

  • Definir participativamente el modelo de televisión que queremos. Instalar el derecho a la comunicación en contraposición con el paradigma que impera sobre la libre circulación de la información. Tener representantes de la sociedad civil en las distintas instancias colegiadas, tales como el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) y directorio de Televisión Nacional de Chile (TVN).
  • Sensibilizar a los partidos políticos, Gobierno, Parlamento, sociedad civil y demás entidades del país, respecto de la importancia que tiene la Televisión Digital para la construcción del sistema democrático. Regular el otorgamiento de concesiones dentro de la nueva arquitectura de la televisión digital.
  • Solicitar concesiones experimentales para las organizaciones ciudadanas. Generar una organización de carácter permanente de articulación de los trabajadores de las comunicaciones y las artes audiovisuales. Establecer un acuerdo de colaboración permanente entre los gremios y sindicatos con los canales comunitarios.
  • Revisar definición del concepto “canal comunitario”, diferenciándolo de los canales locales y alternativos.
  • Empoderar a la ciudadanía sobre la definición de los conceptos como “contenido cultural”, “canal comunitario” y otros que se relacionan con las leyes de TVN y CNTV. Establecer su participación en la elaboración de los cuerpos legislativos.
  • Demandar del Estado en el financiamiento del tercer sector de las comunicaciones (sociedad civil, organizaciones sociales, gremios, universidades) para la implementación de la arquitectura TV Digital. Exigir al Gobierno que las organizaciones sociales, gremiales y ciudadanas formen parte del Foro de TV digital de Chile (agregar al Foro integrado por productores de equipos, el Estado, Broadcasters y organizaciones sociales).
  • Que este Congreso convoque la realización de un Foro Social de Televisión Digital a más tardar en Marzo del 2011, con el fin de legitimar las propuestas ciudadanas sobre el tema.
  • Solicitar al Congreso Nacional, Senado y Cámara de Diputados que no legislen hasta haber recibido las conclusiones del Foro Social de TV digital.

ACUERDOS EN MATERIA DE PROPIEDAD INTELECTUAL Y DERECHO DE AUTOR

A partir de la crítica situación diagnosticada, que a manera ejemplar contempla vicios y abusos como: imposición a los guionistas de televisión de cláusulas de renuncia y cesión de todo derecho de propiedad de intelectual patrimonial como condición para el contrato; incumplimiento grave de sus obligaciones por parte de las Sociedades de Gestión, las que se niegan sistemáticamente a cobrar los derechos de los realizadores audiovisuales; fijación unilateral e inconsulta de tarifas por parte de las Sociedades de Gestión. A partir de lo anterior, se adoptaron los siguientes acuerdos y resoluciones en el ámbito de la propiedad intelectual y el derecho de autor:

  • Respecto al derecho del autor sobre de la idea original: Denunciar las situaciones de abuso a través de todos los medios de difusión posibles, incluso con registro visual y sonoro.
  • Respecto a los derechos cedidos a instancia, y bajo presión a los canales de televisión: Introducir modificación legal que consigne el caso de la renuncia a todos los derechos, y que establezca pagos o medidas compensatorias en beneficio del autor.
  • Respecto a la fijación de tarifas por las Sociedades de Gestión: generar un mecanismo regulatorio de los procesos de fijación de tarifas que considere una instancia de participación de todos los sectores afectados por la existencia y pago de dichos derechos.
  • Respecto del abandono de sus deberes de defensa de los derechos autorales por parte de algunas Sociedades de Gestión: promover la creación de una entidad estatal reguladora del funcionamiento de las empresas de Gestión.

ACUERDOS EN MATERIA DE ASUNTOS LABORALES

El diagnóstico compartido en este ámbito habla de trabajo precario (más del 60% de los trabajadores del sector laboran sin limitación de jornada, excluidos arbitrariamente de las 45 horas semanales aplicables en teoría a los trabajadores chilenos; uso y abuso masivo de diversas formas de contratación para eludir los derechos laborales o negar la relación laboral: prestación de servicios, subcontratación, suministro de trabajadores, contratos por día, entre otros). El panorama interno descrito se completa aún más negativamente con el hecho de que los medios de comunicación a nivel nacional excluyen sistemáticamente de sus pautas informativas la realidad laboral, tanto o más deteriorada, de la generalidad de los trabajadores del país. Consecuentemente con lo anterior, el Congreso adoptó los siguientes acuerdos en materia laboral:

  • Luchar por la negociación colectiva por rama como herramienta para fortalecer a las organizaciones sindicales y revertir la precariedad laboral del sector.
  • Trabajar mancomunadamente por el fortalecimiento de los sindicatos, colegios y agrupaciones gremiales del sector.
  • Apoyar a los trabajadores de La Nación y rechazo a liquidar el diario de papel.
  • Conformar una plataforma o instancia superior con las organizaciones que participaron en el congreso.
  • Reunión de Comité Ejecutivo o asamblea el próximo mes de noviembre para evaluar la difusión de los acuerdos.
  • Constituir comisión comunicacional que elabore una pauta y se ponga en acción.
  • Elaborar una estrategia de difusión de la realidad laboral.
  • Promover la regulación y fiscalización de los contratos de trabajo.
  • Seguir sumando organizaciones del sector y promover la creación de nuevas organizaciones de base donde no las haya.
  • Comunicar formalmente los acuerdos del Congreso, entre otros, a:
    • Ministerio del Trabajo
    • Ministerio de la Cultura
    • Secretaría General de Gobierno
    • Dirección del Trabajo
    • OIT
    • Unesco
    • Parlamentarios y otros del gobierno.
  • Impulsar la organización de periodistas y comunicadores de la administración pública.
  • Generar contactos regionales y promover la incorporación de sus miembros.
  • Desarrollar y promover las relaciones internacionales.

SANTIAGO, 24 de octubre de 2010